Teeth el vampiro feliz

Hay muchos cuentos de terror para niños, y cuando hablamos de Teeth, el vampiro feliz tenemos a uno de los mejores, puesto que tiene una historia muy interesante. teetEs importante que leas este cuento mientras tienes la compañía de alguien más.

En cierta ocasión, existía un vampiro muy feliz, el cual se llamaba Teeth, este todavía estaba viviendo en compañía de sus padres. Algo que hacía que Teeth destacara mucho en toda su familia era que se consideraba que tenía la mejor dentadura, digamos que sus dientes podían llegar a considerarse prácticamente hasta perfectos.

Sus dientes estaban ubicados a cada lado de su boca, y estos eran muy grandes y filudos, también se los cuidaba muchísimo y por eso se mantenían extremadamente blancos y tenían un brillo inimaginable.
El estado de sus dientes era prácticamente perfecto, aparte de que él se cepillaba una cantidad de tres veces al día, y hacia uso de una pasta especial, con ella podía tener una gran cantidad de brillo y el color blanco resaltaba y parecía como algo único, creo que a cualquiera le hubiera gustado tener la dentadura de Teeth.

Debes de saber que hasta el propio padre de Teeth, estamos hablando de Benjamín que era descendiente de la familia draculez, se sentía extremadamente orgulloso de lo bien que se veían los dientes de su hijo, y también de que era un chico muy cuidadoso y que le interesaba bastante el aseo de sus dientes, su dentadura era espectacular, al punto de que todos la admiraban.

Cierta noche, el padre de Teeth le estaba contando a su hijo una historia que estaba basada en la experiencia en carne propia de parte del padre de Teeth, estaba hablando sobre la familia draculez y también como pudo fallecer el padre de Benjamín, el cual si lo decimos en otras palabras seria el bisabuelo de Teeth.

Según le decía, hace muchísimos años atrás el bisabuelo de ellos llamado conde Drácula Draculez, tenía una dentadura que se consideraba como la más grande en toda la familia, sin embargo, había un defecto que no la hacía perfecta, era que en ningún momento podía resistirse a darle una mordedura a algo de color rojo, y por consecuencia de esto, en cierta ocasión mordió una granada, y no se pudo evitar que muriera, pero desde el cielo era posible ver como caía su dentadura, y está ya estaba hecha pedazos.
Esto hizo que Teeth pudiera entender que era muy importante tener mucho cuidado, desde ese entonces la familia draculez nunca en la vida trato de morder algo que fuera rojo, hay muchas cosas como por ejemplo las granadas, las sandias, las cerezas, algunas verduras como los tomates, o también las fresas y arándanos, en fin, hay tantas cosas que no debían de morder en su vida para evitar terminar como su bisabuelo.

Al final de cuentas, Teeth cuidaba su dentadura muchísimo y evitaba morder las cosas que no eran recomendadas, de esta forma era un vampiro que todo el tiempo estaba muy feliz.