De sonrisa en sonrisa

A los niños les encanta tener amigos en la escuela y en todos lados, pero Patricia quiere mucho más que eso porque le encanta tener a una madre tan buena, a un padre que la quiere tanto, a toda una familia entera que es muy unida y también a sus amigos del colegio que siempre la hacen reír, así como se la pasan jugando juntos.sonrisa1 Una noche sucedió algo que le cambiaría su modo de ver la vida porque ahora Patricia comenzaría a valorar todo lo hermoso de su vida y esto que pasó fue una pesadilla.

La noche comenzó de la mejor manera y se acostó de la misma forma que lo hizo todos los demás días, no sabe que hizo de diferente, pero esta noche tuvo un sueño horrible, porque soñó que todas las personas que conocían y siempre la hacían tan feliz, ahora eran solamente caras muy tristes, alargadas, enojadas y nadie sonreía, ni hacía bromas, ni se divertía, ni nada de nada. También dentro de su sueño había una madre que le gritaba y que siempre estaba enojada, pero no se parecía a la suya que era la más feliz del mundo.

sonrisa2La maestra tenía la cara como una estatua de tan poco feliz que era y sus compañeros ya no se reían, tampoco la hacían reír con ninguna cosa, todo era muy feo dentro del sueño y ella lloraba sin parar por la felicidad que estaba perdiendo en ese momento. Sin embargo, en un momento se dio cuenta de que todo lo que sucedía era un sueño y es que realmente era muy extraño porque su realidad era muy diferente y así fue como se despertó por la sonrisa enorme de la madre que le llevó el desayuno en la cama y que le decía mientras tanto que todos los días son buenos para levantarse feliz con una sonrisa y ponerse a cantar.

Recomendamos leer:   Un pollito llamado Lito