Cuentos de cri cri el Grillito Cantor

Cri cri el Grillito Cantor y la Princesa

Había una vez, una hermosa princesa que vivía en una gran casa en un país muy lejano. La princesa, se preparaba para ser mamá otra vez, pues ya tenía cinco hermosos pequeños.

En la casa, había un jardín muy hermoso, preparado para la llegada de una nueva princesita, ya que estaba lleno de muchas flores de hermosos colores. Los hermanitos estaban felices esperando la llegada de la nueva niña a la que cuidaría y enseñarían a jugar poco a poco, y los padres llenos de alegría y ansiosos de verla pronto sonreír.

Mientras tanto en el castillo, los sirvientes trabajaban muy duro preparando el cuarto más grande para que todo estuviese limpio y en orden, para la pequeñita que ya está por llegar. La princesita se llamará Verónica.

Pocos días después, se escuchó el llanto. Ya nació la niña! Ya mamá la ha traído con nosotros!… dijeron los niños!… Todos corrieron a calmarla y a besarla con mucha emoción, hasta que se duerme y todos en silencio se quedan para observarla soñar.

De pronto! Se interrumpe el silencio, algo ocurre, un sonido tan fuerte y repetido que aturde, Se escucha cri cri cri . ¿Qué sonará?  Y una y otra vez, sin parar sigue el cri cri cri . ¿Qué sonará?

Los padres de la hermosa niña quieren que no sean interrumpidos sus sueños, y piden a los sirvientes del castillo a buscar por todos lados que genera ese sonido. Todos angustiados y desesperados, comienzan a buscar de donde viene el tormentoso ruido. Sin conseguir nada, buscando por todos lados, por arriba por debajo, por detrás de todos los estantes, muebles y adornos del lugar, buscan y buscan por mucho tiempo sin conseguir nada más.

Todos buscan en silencio, y sin embargo no se logra tener paz, porque el cri cri cri no para de sonar. La más pequeña de las hermanitas va corriendo al jardín, piensa que el sonido viene de por allá. Busca y busca sin parar, hasta que consigue el pequeño cantante que no para de cantar.

Es un grillo pequeñín, capaz de ese ruido generar. El grillito cri cri cri del jardín que no deja de cantar. ¿Qué haces pequeñín? Le pregunta la princesita menor: ¿Es que acaso no sabes que tenemos que hacer silencio en todo el palacio? Mi hermanita que recién llega soñando está. Todos en  el palacio debemos de ella de cuidar. El cri cri cri voltea a mirarla y sonríe diciendo: Mil Disculpas pequeña princesita, yo feliz me encontraba de la llegada de su hermanita, y  también quería festejar y lo mejor que sé hacer es cantar,  por lo tanto no paraba de sonar el cri cri cri de mi garganta para así celebrar y dar la bienvenida a la chiquita en tan bonito festival.

La pequeña hermanita feliz de escuchar al grillito cri cri cri por tan buenas intenciones, le agradece mucho su cantar, y le pide que se una al silencio del palacio para así  todos juntos ver a la princesita hermosa soñar. Ahora sí! Reinaba el silencio en el palacio y todos podían descansar.