Cuento de la bella y la bestia

En cierta ocasión, hubo un mercader que había quedado atrapado en una tormenta, decidió el buscar refugio en un castillo. Antes de proceder a marcharse, agarro una de las rosas del jardín. De pronto, le apareció una bestia muy horrenda, la cual estaba vestida de una manera bastante elegante, y esta le hizo una fuerte amenaza por haberse robado una de las que consideraba que eran sus rosas favoritas, posteriormente le brindo hospitalidad, y luego le permitió irse si a cambio le traía a su hija. Debido a que el mercader se había asustado grandemente, entonces le termino haciendo una promesa.Cuento de la bella y la bestia

Luego, cuando el mercader llego a su casa, salió a contarle a sus tres hijas lo que le había pasado, y una de ellas llamada Bella, fue la que tomo la decisión de ir en su lugar hacia ese castillo. Fue entonces cuando pudimos ver que la Bestia le recibió de una manera bastante gentil. Con el pasar del tiempo, el miedo que tenia Bella se fue disminuyendo poco a poco.

Mientras tanto, en la habitación más bonita de todas las que tenía el castillo, vemos que la muchacha se dedicaba durante horas a pasar bordando muy cerca de una chimenea. Por su parte, la Bestia, se sentaba muy cerca de ella y se ponía a decirle palabras que eran muy amables. Llego un día en el cual le pidió a Bella si quería ser su esposa. Al principio, esto fue algo que dejo muy sorprendida a Bella, y luego tomo la decisión de negarse, aun arriesgándose a que la Bestia no lo tomara a bien, pero no paso nada.

Recomendamos leer:   Cuento del patito feo

Cierto día, la Bestia tomo la decisión de regalarle a Bella un espejo que era muy bonito, el cual además era mágico. Aquí pudo ver que su padre había enfermado, entonces comenzó a tener deseos de irse a su lado. Cuando la Bestia se enojo mucho por esto, se enfureció y luego se marcho, sin embargo, al pasar un rato regreso a decirle a Bella que si le prometía regresar en siete días, entonces le iba a permitir que fuera a ver a su padre. Debido a esto, Bella se fue a darle los cuidados necesarios a su padre, y luego se olvido de los siete días que le había prometido a la Bestia.

Cierta noche, tuvo el sueño de que la Bestia se estaba muriendo y que le llamaba. Por tal motivo, salió corriendo hacia el Castillo. Encontró a la Bestia como si estuviera muerta en el jardín. Entonces Bella comenzó a abrazarle y suplicarle: – Por favor, no te mueras, me casare contigo.

Justo después de esto, la Bestia se termino convirtiendo en un joven muy hermoso. Esto era porque una bruja maléfica lo había transformado en monstro, y lo único que lo regresaría a la normalidad era el amor de una joven que pudiera aceptarle tal como era.

Luego se celebro la boda entre ellos y también en honor a todos los que sembraron las rosas del jardín. Y luego vivieron felices.

Recomendamos leer:   Cuento de pinocho